14 Jun

Para la exfoliación (scrub en inglés) podemos utilizar una crema o gel con partículas en suspensión que serán las encargadas de arrastrar las células muertas y las impurezas que taponan los poros. Pero en Cosmética Natural existen jabones que contienen partículas orgánicas naturales, como es el caso de los jabones exfoliantes con hueso de aceituna micronizado (huesos de las aceitunas triturados en partículas tan pequeñas como un micrómetro).

Estas partículas suspendidas son de tan reducido tamaño que pueden arrastar por adherencia las impurezas y células que taponan los poros de la piel. Es muy importante realizar la exfoliación en condiciones de la piel adecuadas. No debemos exfoliarnos teniendo la piel irritada, tras habernos realizado un peeling, tener heridas sobre la piel, o después de un bronceado.

Para realizar una correcta exfoliación debemos seguir esta pauta:

1) Realizar una Limpieza de la Piel, aplicando un masaje con jabón neutro. Hazlo mejor como te aconsejamos, de forma relajada.

2) Realizar un masaje con el jabón exfoliante en el área o áreas elegidas a exfoliar, liberando las partículas del hueso de aceituna en suspensión.

3) Para el cuerpo, masajea con un jabón exfoliante corporal sobre todo en zonas rugosas como tobillos, codos y rodillas, y después, ayudáte de una esponja que arrastre las partículas con las impurezas y células muertas adheridas. Para la cara, usa un jabón exfoliante facial y masajea con las yemas de tus dedos o una esponja muy suave. Evita zonas como el contorno de los ojos o labios, que son delicadas.

4) Enjuaga con abundante agua fría para activar la circulación de los capilares de la piel y ayudar a cerrar tus poros ya limpios. Refrescarás tu piel y aliviarás alguna pequeña irritación que se haya producido.

5) Por último, aplica una crema hidratante de muy rápida absorción, como las basadas en Aceite de Oliva Virgen Extra.

Recuerda que la exfoliación debe realizarse una vez por semana si tu piel es seca, y un par de veces a la semana si es grasa (ya que acumula más impurezas). Otro momento idóneo para exfoliarte es justo el día antes de ir a la palya o tomar un bronceado, ya que de esta manera tu piel estará lista para recibir los rayos de sol. Haber regenerado tu piel y creado células nuevas ha activado la secreción de melanina, responsable del bronceado. Aún así, es muy importante protegerte adecuadamente

Deja un comentario